Miguel Ángel Mesón

Blog sobre redes sociales, comunicación y periodismo

La transparencia en redes sociales

Una de las revoluciones más importantes que ha traído la explosión de las redes sociales al mundo de la comunicación es la de situar en primer plano la exigencia de transparencia a las empresas, tanto en sus acciones como en sus mensajes. Atrás han quedado los tiempos en los que la imagen que teníamos de una empresa era la que ella nos transmitía. Ahora la coherencia debe ser total, porque de lo contrario los perjuicios en imagen serán importantes y muy difíciles de resarcir.

Muchas empresas, en este sentido, están muy mal acostumbradas, y les cuesta asumir que cualquier usuario pueda comunicarse de igual a igual con ellas y dejar al descubierto algunas de sus miserias. Reciente está el caso de un usuario que contrató un tuit promocionado en Twitter para quejarse por el trato recibido por parte de una aerolínea.

Este es un buen ejemplo de los cambios que traen los nuevos tiempos, ya que algo parecido hace unos años habría quedado en el olvido. Por ello, las empresas tienen que ser conscientes del esfuerzo y del reto que tienen por delante: la imagen que transmitan debe ser un fiel reflejo de cómo son en realidad.

Las redes sociales exigen transparencia a las empresas.

Las redes sociales exigen transparencia a las empresas.

¿Por qué no lo hacen o cuesta tanto? Pues por los más diversos motivos, desde una falsa creencia de superioridad, la falta de comunicación entre los diferentes departamentos, una falta de entendimiento sobre cómo funcionan las redes sociales o incluso la imposibilidad de llevar a cabo los cambios internos necesarios.

Pensando de esta forma, las empresas asumen grandes riesgos y olvidan las ventajas que conlleva una transparente actuación en materia de comunicación, la más importante en mi opinión el ser una palanca que impulsa los cambios necesarios para mejorar la empresa, tanto en su funcionamiento interno como en productividad y, en consecuencia, en mejores resultados.

El que escribe, 

¿Te animas a compartirlo?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

2 comments

  • Diez puntos por tu reflexión, sencilla y certera. Pasó el tiempo de vender motos. No tiene sentido fingir en redes; el cliente demanda transparencia como un factor más de calidad, y aún hay muchas empresas que, preocupándose en exceso por el “qué dirán”, caen en un extremo de opacidad que fomenta la desconfianza. Tampoco es que haya que enseñar todas las interioridades de uno, pero al menos ser lo más honesto posible. Así construyes una comunidad, así fidelizas a un cliente. Saludos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.