Miguel Ángel Mesón

Blog sobre redes sociales, comunicación y periodismo

Internet y los menores, oportunidades y peligros

Nadie duda de que la revolución digital que estamos viviendo en los últimos años supone un nuevo mundo de posibilidades a todos los niveles, desde el educativo hasta el entretenimiento, pero también de peligros en lo que se refiere al uso que de Internet puedan hacer los menores. Son las dos caras de la misma moneda, ver el vaso medio lleno o medio vacío, pero yo prefiero quedarme con el aspecto positivo y con las oportunidades que se nos presentan.

Una de las más importantes, a mi modo de ver, está en el uso de las nuevas tecnologías en el terreno educativo. Aunque hay mucho debate sobre su utilización, y por el momento prácticamente estamos en la fase de instalación de ordenadores en la aulas (en el mejor de los casos), las posibilidades de aprendizaje que ofrece la Red, el acceso a los contenidos, la presentación visual de los mismos, son enormes. Y valen para todas las materias, desde el inglés hasta las matemáticas pasando por la literatura.

Las posibilidades que brinda internet para el aprendizaje son enormes

En este sentido, la labor puede comenzar en casa y complementar lo realizado en el colegio. Los niños pequeños, los llamados nativos digitales, tienen mucho ganado mirando a un futuro que inevitablemente pasa por lo digital. Hace pocas semanas, cenando con unos amigos, me sorprendió que su hija de dos años manejara el iPhone de su padre con una soltura que muchos mayores quisieran. ¿No tiene esa niña una ventaja competitiva si somos capaces de implantar las nuevas  tecnologías en las aulas?

Lo que sí es una realidad hoy en día es el uso de las redes sociales, especialmente Tuenti, aunque también Facebook y Twitter, y de los chats como forma de relación entre los menores. No puede ni debe sustituir al contacto interpersonal (yo soy de una generación en la que nos bajábamos al parque para charlar con los amigos), aunque hay que reconocer que es de gran utilidad entre personas que viven alejadas. A este respecto, me preocupa el uso que del lenguaje se hace en estos espacios, ya que el uso abusivo de abreviaturas está haciendo que muchos niños aprendan mal el lenguaje, lo que dentro de unos años les causará problemas.

Evidentemente, el universo de internet tiene también muchos contenidos inapropiados para los menores, y es responsabilidad de todos poner en marcha las medidas de protección adecuadas. Todos sabemos de qué peligros estoy hablando, y los padres primero y los profesores después tienen una importante labor de concienciación por realizar. En mi papel de padre todavía no me he visto en esta situación, mis hijas son aún pequeñas, pero soy consciente de que ese día llegará, y hay que estar preparado.

En muchos casos, se dará el problema de que los niños sepan más que los padres, pero investigando un poco pueden averiguar que los proveedores de servicios de internet ofrecen opciones de bloqueo, al igual que hay software que bloquea determinadas páginas, entre otras medidas. El desconocimiento de los padres se puede suplir con información, lo que no se puede permitir es que los progenitores no se preocupen de lo que hacen sus hijos delante del ordenador. Es responsabilidad de todos proteger a nuestros menores y darles la oportunidad de aprender más y mejor gracias a internet. ¿No os parece?

El que escribe, 

¿Te animas a compartirlo?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.