Miguel Ángel Mesón

Blog sobre redes sociales, comunicación y periodismo

Herramientas de comunicación interna (y III)

Finalizamos la serie de posts que hemos dedicado a la comunicación interna hablando de las herramientas o iniciativas que podemos desarrollar para hacer efectiva nuestra comunicación dentro de la empresa, y que fundamentalmente se centran en la fase de puesta en marcha del plan que veíamos en la entrada anterior.

La primera de las herramientas que me gustaría destacar es la elaboración de una especie de manual de acogida, que se entregaría a todos los nuevos empleados y que recogería, normalmente en formato papel, la historia y valores de la compañía de forma resumida y clara.

Dependiendo del área de actividad de nuestra empresa, sería interesante realizar presentaciones de nuevos productos a los empleados antes de que salieran al mercado. De esta forma, podrían conocer de primera mano sus características y ventajas y estarían preparados para su promoción o para resolver cualquier duda que tengan los clientes.

Periódicamente, por ejemplo dos veces al año, sería recomendable realizar encuestas sobre el clima laboral en la empresa, de manera que los empleados puedan expresar sus opiniones de forma anónima y confidencial. Con las nuevas tecnologías, una encuesta a través del ordenador facilita mucho el proceso.

Una buena forma de estrechar las relaciones entre la dirección y los empleados son las reuniones periódicas, que pueden adoptar diversas formas. Por ejemplo, a principios de año, el director general puede presentar los resultados del ejercicio anterior y el plan estratégico para el presente año; también puede haber desayunos con los directores de área una vez al trimestre; o reuniones departamentales una vez a la semana o al mes, dependiendo de la actividad.

La formación es también un aspecto fundamental, por lo que se pueden realizar durante todo el año seminarios y cursos, bien presenciales o bien online, para fomentar la competitividad de nuestros empleados.

Para áreas específicas de la compañía que se necesiten mejorar son muy interesantes los “brainstorming” o los grupos de trabajo, en los que grupos reducidos de 8/10 trabajadores pueden aportar todas las ideas que se les ocurran, sin miedo a que al principio parezcan una tontería.

Los tablones de anuncios son igualmente una buena forma de comunicación en grandes empresas. Deben estar situados en lugares de paso muy frecuentados, como el acceso a la cafetería o a la cocina, y pueden contener información de todo tipo, desde la puramente laboral hasta los anuncios personales.

Para todas aquellas personas más recelosas de su identidad o su anonimato, el establecer un buzón de sugerencias suele funcionar muy bien. De esta forma, pueden dejar sus quejas, dudas o sugerencias de mejora de forma anónima sobre su día a día en la empresa.

El correo electrónico es otra forma clásica y bastante efectiva de comunicación, en el que los directores o responsables de departamento informan a los empleados de las últimas noticias sobre la empresa.

Por último, me gustaría hablar de las revistas internas, que con una periodicidad por ejemplo trimestral son una buena forma de mantener informados a los empleados y de invitarles a participar contando sus experiencias sobre algún tema en concreto. Se puede distribuir de forma física y también colgarla en versión online.

Hasta aquí algunas de las principales herramientas de comunicación interna, aunque seguro que se os ocurren más. ¿Queréis compartirlas? ¿Os han dado resultado?

El que escribe, 

¿Te animas a compartirlo?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

10 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.