Miguel Ángel Mesón

Blog sobre redes sociales, comunicación y periodismo

¿Por qué necesitan las empresas la comunicación?

Recién comenzado el 2014, un aspecto importante que se deberían marcar las empresas como objetivo para este año es el de dar un impulso a su comunicación. A estas alturas todavía hay muchas compañías que no le dan importancia, que no hacen nada en este sentido o que no tienen elaborado un verdadero plan de comunicación que articule y controle toda la información que genera la empresa.

Sin embargo, tanto para las pymes como para las grandes empresas debería ser un apartado vital, mucho más para las pymes porque las permite darse a conocer y diferenciarse de la competencia. Las grandes pueden tener otros canales, pero internet y las redes sociales han igualado las cosas y no se pueden dormir en los laureles.

Por ello, pensar la estrategia de comunicación que va a seguir la empresa debe ser algo obligatorio y, en las grandes corporaciones, la figura del director de comunicación debería estar integrada en el consejo de dirección, de manera que pueda saber las decisiones que se toman y orientar sobre la mejor forma de comunicarlas.

La comunicación debería ser un elemento central en la estrategia de las empresas.

La comunicación debería ser un elemento central en la estrategia de las empresas.

Para aquellos empresarios que todavía son reacios a tratar estos temas, o que no tienen muy claro qué ventajas les puede ofrecer, me gustaría enumerar algunas de ellas:

– La primera, la más evidente: darte a conocer, transmitir el mensaje adecuado a cada parte interesada: público, clientes, trabajadores, accionistas, etc. Explicar qué haces, cuál es tu filosofía, cuáles son tus valores, qué les puedes aportar o qué esperas de ellos.

– Gestionar y dar un sentido a toda la información que sale de la compañía, qué se debe comunicar en cada momento, qué tono y qué canal deben tener en función de a quién se dirija.

– Interactuar con tu público objetivo y clientes: conocer sus necesidades, resolver sus dudas, recoger sus sugerencias para mejorar tu producto o servicio, testar la aceptación que podría tener un nuevo producto antes de su lanzamiento, etc.

– A nivel interno, mantener informados a los trabajadores de lo que ocurre en la empresa, facilitando los medios para que la comunicación sea bidireccional (ascendente y descendente) y también horizontal (entre departamentos). Eso propiciará que los trabajadores se integren, que noten que sus opiniones y necesidades son tenidas en cuenta, y desarrollen así un sentimiento de pertenencia, lo que mejorará su productividad.

– Evidentemente, esto requiere y exige transparencia, estar dispuesto a admitir que no haya secretos y a recibir sugerencias y críticas constructivas. No sólo recibirlas, sino que supongan un cambio en la empresa si de verdad son justas y van a suponer una mejora.

Todas estas son razones con el suficiente peso como para que las empresas valoren la importancia que tiene la comunicación y la aborden de una forma integral, más ahora cuando la crisis no debe ser un impedimento, sino un impulso para diferenciarse de los demás. La empresa que sepa apostar por la comunicación en estos tiempos difíciles tendrá una importante ventaja competitiva. ¿No os parece?

El que escribe, 

¿Te animas a compartirlo?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

2 comments

  • Me parece muy interesante este post. Sobre todo cuando dices que para las pymes la comunicación interna es especialmente necesaria. Quizás precisamente por el tamaño de estas empresas, a veces esta necesidad no es tan valorada (se piensa que hay pocos empleados y es fácil llegar a ellos). Encuentro difícil desarrollar una estrategia que se adapte a una pyme sin que parezca superflua o, aunque esto parezca no creíble, invasiva. ¿Alguna sugerencia sobre un a pauta a seguir?

    Responder
    • Hola, gracias por tu comentario, me alegro de que te haya gustado el post.
      Respecto a lo que me planteas, evidentemente hay diferencias entre una gran empresa y una pyme, y puede darte la sensación de que resultas un poco invasivo, pero es normal dado el poco número de trabajadores. Mi consejo es que puedes usar diferentes herramientas, o técnicas, como una reunión semanal para analizar la marcha de la empresa, en la que pidas consejo a tus compañeros sobre los proyectos que hay sobre la mesa; puedes plasmar en un pequeño folleto los valores y filosofía que inspiran tu empresa, de forma que todos los trabajadores, especialmente los nuevos, los tengan presentes; establece brainstorming o grupos de trabajo periódicos para impulsar determinados proyectos; presenta tus nuevos productos o servicios a tus compañeros antes que al cliente, para que puedan dar su opinión; o establece un buzón de sugerencias, para que puedan dejar sus opiniones de forma anónima.
      Todas estas técnicas permiten fomentar la comunicación en la empresa y hacer partícipes a todos los empleados de la marcha de la compañía, fomentando su implicación y motivación.
      Espero haberte respondido.
      Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.