Miguel Ángel Mesón

Blog sobre redes sociales, comunicación y periodismo

Contenidos, publicidad, marketing ¿qué hacemos en social media?

La semana pasada asistí, invitado por mi buen amigo Carlos Molina, al VI RRPP & Tweets, que abordó un tema de la máxima actualidad: “Marketing de contenidos y publicidad en social media. ¿La visibilidad tiene un precio?”, tomando como punto de partida del debate el descenso en el alcance orgánico experimentado por Facebook en los últimos meses.

Como es lógico, tanto los ponentes como los invitados analizaron el tema desde diferentes puntos de vista, ya que daba juego para ello, y debatieron sobre cómo debía ser la estrategia más adecuada que debían seguir las empresas para canalizar su presencia en redes sociales. ¿Apostar por el contenido? ¿Pagar por publicidad y aumentar tu visibilidad? ¿Conjugar todo ello en un detallado plan de marketing?

Evidentemente, lo más razonable es mantener un equilibrio, partiendo de la base de que un plan de marketing que especifique qué acciones se van a seguir para conseguir determinados objetivos es fundamental. En redes sociales no se puede estar por estar, hay que seguir un camino marcado, que se deberá adaptar a la realidad cambiante en que se mueve este mundo.

A partir de ahí se puede hablar de múltiples detalles que inclinarán la balanza hacia uno u otro lado, aunque para mí, como periodista, el contenido es fundamental. ¿Por qué? Porque invertir en publicidad lo puede hacer cualquiera, pero generar contenido de valor para tu comunidad no, y eso es lo que va a quedar en el futuro, esa es la imagen que vas a transmitir. ¿Y si mañana Facebook desaparece y sólo nos hemos preocupado de la publicidad, sin importarnos el contenido? Pues habremos perdido años de trabajo, nuestros fans habrán desaparecido y habrá que volver a empezar.

El VI RRPP & Tuits abordó un tema de máxima actualidad en social media.

El VI RRPP & Tuits abordó un tema de máxima actualidad en social media.

Sin embargo, si apostamos por plataformas propias (tener una web cuidada, tener un blog como fuente de creación de contenidos, etc) y apostamos por la calidad, estaremos sembrando para el futuro y nadie nos lo podrá quitar, son espacios nuestros. De ahí que yo siempre insista a mis clientes en que la web debe ser el eje sobre el que gire toda su estrategia.

¿Que esto es difícil? ¿Estamos seguros? Yo no tanto, porque igual que invertimos en publicidad sin preocuparnos por los copys, ¿por qué no invertimos en contenido de calidad? ¿Por qué estamos tan preocupados por los resultados inmediatos? Esto no es una carrera de 100 metros, es una de media distancia.

Además, hay que tener en cuenta que muchas empresas no pueden permitirse el lujo de pagar por aumentar su alcance en Facebook, o en Google, ¿entonces qué hacen? ¿Cómo consiguen sus objetivos? Pues no les queda otra que apostar por una cuidada presencia, con contenidos de calidad, trabajo y paciencia.

Que conste que creo que la publicidad no es mala, de hecho integrada en nuestra estrategia es muy beneficiosa, pero no puede ser exclusiva ni excluyente. Ahora vamos hacia una publicidad no intrusiva, que no parezca publicidad sino contenidos, y estamos rozando unos límites éticos con los que hay que tener mucho cuidado.

La mayoría de estrategias se centran en Facebook, olvidando un poco el resto de redes sociales, olvidando qué producto o servicio ofrecen, qué quieren conseguir. ¿Por qué Facebook es principal? ¿Por qué no Instagram, o Pinterest, o Twitter, o Google+ o un blog? Lo sucedido en esta red social en los últimos meses debería hacer reflexionar a más de uno, que también debería hacerse preguntas como las siguientes: ¿Te preocupas por comunicar? ¿Escuchas a tu comunidad? ¿O solamente estás pensando en las ventas y en el alcance sin preocuparte de cuidar a tus seguidores?

En definitiva, estamos ante una realidad con muchos vértices y en permanente cambio, que nos obliga a una adaptación constante. Mientras tanto, apostemos por plataformas propias y contenidos de calidad, salpicados con un poco de publicidad dentro de una estrategia definida. A la larga, saldremos ganando ¿no os parece?

El que escribe, 

¿Te animas a compartirlo?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

4 comments

  • Comparto al 100% todo ,lo que comentas en tu post Miguel Ángel. Yo también considero que los contenidos propios y de calidad son lo que realmente aporta valor a la marca.

    La publicidad tradicional no debe desestimarse, pero lo cierto es que está perdiendo efectividad. Cada día recibimos una cantidad ingente de impactos publicitarios, lo que provoca el rechazo del consumidor. Esto se hace más evidente en el escenario 2.0, donde el público escoge con facilidad la información que desea. En este contexto, ofrecer información de interés, bien elaborada y de un modo no intrusivo es la clave para atraer a los potenciales clientes y fidelizarlos.

    Un saludo.

    Responder
  • Totalmente de acuerdo! La presencia en la red debe responder a una estrategia definida, acompañada de contenidos de calidad. Sin duda “menos es más” también aquí … si el “menos” implica enfoque y calidad y “más” barullo y “todo vale”. Gracias! 🙂

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.