Miguel Ángel Mesón

Blog sobre redes sociales, comunicación y periodismo

¿Cómo pueden las redes sociales ayudar a vender a las empresas?

Los pasados días 19 y 20 de junio tuve la oportunidad de asistir en el Vivero de Vallecas a unas jornadas organizadas por Red.es, Entidad Pública Empresarial adscrita al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, sobre la Venta en Internet, dirigidas a empresarios y emprendedores. Se tocaron muchos temas interesantes y, como no podía ser de otra manera, se habló de las redes sociales como uno de los puntos importantes que pueden ayudar a las empresas a aumentar sus ventas, tanto en internet como en el negocio físico.

Vamos a intentar explicar a continuación las claves para conseguir este objetivo, partiendo de algunas consideraciones interesantes:

– Facebook alcanzó en sus primeros cinco años los 800 millones de usuarios, mientras que la televisión necesitó casi 40 años para alcanzar una difusión similar.

– Facebook es la red social donde la interacción con las marcas es mayor, ya sea como seguidores de las mismas o realizando comentarios, aunque es en Twitter donde el recuerdo de la marca es más permanente. Esto puede deberse a que en la primera hay más promoción, mientras que en la segunda hay más conversación.

– En España, las redes sociales más utilizadas en 2011 eran Facebook, con 15 millones; Tuenti, con 10 millones; y Twitter, con 5 millones, según el Observatorio Redes Sociales BBVA/Microsoft.

Una vez que estamos convencidos de la necesidad de estar en las redes sociales, algunas de las claves para conseguir nuestro objetivo de ayudar a aumentar nuestras ventas serían las siguientes:

– Sencillez: los usuarios están en las redes sociales para divertirse, para charlar con sus amigos o con un fin más profesional, pero los anuncios publicitarios no son bien recibidos, por lo que nuestro mensaje debe ser claro, sencillo y breve, que se consuma rápido y vaya directo al grano.

– Definir nuestro target en cada red social: el mensaje debe segmentarse todo lo posible, para que el usuario se sienta identificado y aumenten las opciones de que interactúe con nuestra marca.

– Originalidad: hay que crear contenidos propios, no basta con repetir una y otra vez el mismo mensaje como pasaba antes en otros medios, y si se puede entretener, mucho mejor.

– Aportar valor: ese mensaje original debe aportar un valor al usuario para que lo consuma, debemos ser una fuente de información útil para nuestra comunidad, siguiendo la regla del 80/20: 80% de mensajes interesantes y 20% de mensajes promocionales.

– Coherencia: la estrategia online y offline deben ir completamente unidas, no se pueden transmitir dos mensajes diferentes o contradictorios.

Ahora es cuando se plantea la pregunta de ¿en qué redes sociales debo estar? Eso dependerá de cada empresa, de su ámbito de actuación, necesidades y objetivos, aunque lo fundamental es pensar que cada una es distinta, que requiere contenidos específicos y que no hay que estar por estar, sino cuidando mucho nuestra presencia.

A la mayoría de las empresas les suele cuadrar el estar presentes en cuatro de ellas: Facebook, Twitter, Youtube y la creación de un blog, mientras que otras como Linkedin o Tuenti dependerán más de otros factores.

Por último, aunque no menos importante, es fundamental para las empresas monitorizar los resultados. En internet, todo o casi todo se puede medir, por lo que hay que aprovechar esta circunstancia para hacer un seguimiento de lo que estamos haciendo y así detectar si vamos, o no, por el buen camino.

El que escribe, 

¿Te animas a compartirlo?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.