Miguel Ángel Mesón

Blog sobre redes sociales, comunicación y periodismo

¿Aumentan las redes sociales la productividad en la empresa?

Uno de los debates más intensos de los últimos años en las empresas es acerca de la conveniencia o no de permitir a sus empleados usar las redes sociales durante su jornada laboral. La fuerte irrupción de estas nuevas formas de comunicación y relación está provocando un terremoto en la organización de muchas compañías, que en muchos casos no conocen su funcionamiento y no saben hacia qué lado decantarse.

Como casi todo en esta vida, nada es blanco o negro, y probablemente la mejor solución sea un punto intermedio. En el aspecto positivo, las redes sociales nos ofrecen una serie de importantes ventajas:

– Son una fuente de información gratuita de incalculable valor, tanto de nuestro campo de actuación como de nuestra competencia y de lo que los usuarios opinan de nosotros.

– Para el departamento de Recursos Humanos son una excelente herramienta a la hora de buscar al mejor candidato para un puesto que se necesite cubrir, ya que el currículum vitae tradicional ha quedado superado y ahora se puede encontrar en la red toda la actividad profesional de los candidatos.

– Permiten potenciar la comunicación de una empresa al ser una fuente inmediata de información, transmisión de contenidos en diversos formatos y segmentación a diferentes públicos.

– Las empresas que mejor partido sacan a las redes sociales se han dado cuenta de que permiten aumentar el famoso “employee engagement”. Las compañías deben aprovechar el entorno 2.0 para retener a los empleados más valiosos, ya que llegado un punto el aspecto económico no es determinante y entran en juego otros factores como la motivación, la formación, los retos y el asumir la cultura de la empresa. En este sentido, ejemplos como los de KLM o Vueling son significativos.

 [youtube=http://www.youtube.com/watch?v=8JCaI8qjXrs]

– Como consecuencia del punto anterior, y esto es probablemente lo que más le guste a las empresas, un empleado motivado rinde más y mejor, atiende mejor a un cliente, y un cliente satisfecho aumentará nuestras ventas y nuestros ingresos.

En el extremo opuesto, tampoco quiero llamarlo negativo, es evidente que se necesita un compromiso por parte del trabajador de no pasarse el día entero enterándose de lo que hacen sus amigos en Facebook o buscando vídeos divertidos en Youtube. Es verdad que hacer una pausa cada cierto tiempo, dar unos minutos de relax a los trabajadores, aumenta su satisfacción y productividad, pero de ahí a perder el tiempo va una larga distancia.

Además, hay otro aspecto a considerar que muchas veces no es tenido en cuenta: el legal. Un estudio de la agencia de abogados británica DLA Piper señala que dos de cada tres trabajadores desconoce el peligro legal que supone un comentario en Facebook o en Twitter sobre tus jefes, compañeros o subordinados.

Teniendo en cuenta todos estos factores, desde luego apostaría por permitir el uso de las redes sociales, porque en muchos aspectos ya son la nueva forma de comunicación entre personas y su prohibición supondría negar la realidad, aunque de una forma razonable y razonada. Una buena solución puede ser elaborar una especie de manual de uso del 2.0, que recoja cómo se pueden usar las redes sociales tanto en beneficio de la empresa como del trabajador, ya que el futuro de ambos está inevitablemente unido. ¿Os parece una buena solución?

El que escribe, 

¿Te animas a compartirlo?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

2 comments

  • Creo que las Redes Sociales no se deberían de prohibir jamás. Si realmente es una herramienta de futuro, lo que se tiene que procurar es que su uso sea de un modo coherente, y que haya uso, y no abuso. Además es muy importante que nos podamos dar un respiro de vez en cuando pues se ha demostrado que ese descanso aumenta nuestra productividad. En mi oficina han implantado un programa que se llama workmeter, que mide la productividad real de un trabajador frente a un PC y nos ayuda a gestionar de mejor manera nuestro tiempo. Ahora tenemos tiempo navegar y que no nos perjudique en el trabajo. Ha sido un gran hallazgo. Saludos

    Responder
    • Hola Juan:
      Totalmente de acuerdo contigo. Es importante dar cierta libertad a los empleados y hay suficientes herramientas para controlar la productividad y que las dos partes estén contentas y las cosas vayan bien. Muchas gracias por tu aportación. Saludos.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.