Miguel Ángel Mesón

Blog sobre redes sociales, comunicación y periodismo

Aspectos a considerar por una empresa antes de entrar en las redes sociales.

En un post anterior comentábamos la importancia del blog como eje de la política de comunicación de una empresa en las redes sociales, pero existen una serie de cuestiones previas que las compañías, pequeñas o grandes, deberían considerar antes de decidirse a dar el paso de estar en los social media. ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Con qué estrategia? ¿Con qué objetivos?

En medio de tanto exceso de información, de tantas redes en las que se supone que hay que estar, cada una con su estilo particular y unas normas que hay que conocer, las empresas pueden verse sobrepasadas si no tienen a nadie que sea un experto, por lo que en muchos casos deciden abandonar, o meterse en Facebook y Twitter, las más conocidas, pero sin una estrategia clara. Prueba de ello es el reciente “Barómetro sobre las profesiones digitales realizado por Inesdi, donde se refleja que sólo el 52% de las empresas tiene una presencia activa para dar a conocer sus productos o servicios.

Por ello, existen una serie de aspectos previos que las empresas deberían plantearse con detenimiento:

– Analiza a tu competencia: ¿está ya en las redes sociales? ¿Qué hace? ¿Cuáles son sus resultados? Responder a estas preguntas puede y debe marcar nuestra estrategia futura. Si la respuesta es positiva, cuanto antes entremos en este nuevo mundo, mejor. Si es negativa, tenemos una ocasión inmejorable para tomar una ventaja que puede ser decisiva, aprovechando además, como bien apunta Dolores Vela, aspectos como la geolocalización y la tecnología móvil.

Observar a la competencia es fundamental.

– Tiempo: ¿vamos a poder cuidar nuestra presencia en redes sociales? Es evidente que se necesita un tiempo al día para desarrollar las acciones puntuales o genéricas que hayamos planeado, pero si somos una pyme puede que el tiempo, precisamente, no nos sobre, por lo que hay que pensar muy bien de donde vamos a sacar un hueco para dedicarlo a nuestros perfiles sociales.

– Equipo: este aspecto dependerá del tamaño de la empresa. En una pyme, puede ser que sea una única persona la que tenga que encargarse de estas tareas, además de vender, llevar la contabilidad, … En una gran compañía, existirá un departamento dedicado a las redes sociales, donde podremos hacer un reparto de tareas con el fin de optimizar el rendimiento.

– Contenido: si decidimos dar un paso adelante, debemos ser conscientes de que “el contenido es el rey” y que debemos ser unos expertos en nuestro ámbito para transmitir contenidos de calidad, algo imprescindible para fomentar la viralidad y que consigamos una buena reputación.

– Sector: ¿en qué ámbito nos movemos? Es evidente que hay sectores más fidelizables que otros. Si nuestra empresa está dedicada al ocio o al tiempo libre tendremos más posibilidades de que nuestro contenido se transmita que si tenemos una empresa de muebles de cocina, por ejemplo.

– ¿Eres innovador? Una de las características más importantes que hay que tener en las redes sociales es ser original, aportar contenido diferente, si es posible con un toque de humor, para que atraigamos visitas a nuestro sitio. Además, mucho cuidado con el contenido duplicado, que penaliza en los buscadores. Si el contenido es el rey, podemos decir que la conversación es la reina, por lo que debes fomentar el diálogo, interactuar, fomentar las relaciones.

– Paciencia: en redes sociales hay que tener la paciencia del jardinero, sembrar primero para cosechar después. Esto implica que va a haber críticas, que vamos a cometer errores, y que de todo ello tenemos que aprender para mejorar y terminar logrando nuestros objetivos.

En redes sociales hay que sembrar antes de recoger.

– Ortografía: mucho cuidado con los errores ortográficos, una cosa es escribir en 140 caracteres como Twitter con un lenguaje cercano y otra usar expresiones malsonantes o poner faltas de ortografía.

– Definir los objetivos: los famosos KPI’s deben quedar fijados desde el primer momento, para que podamos evaluar nuestras acciones y saber si vamos por el buen camino.

Si somos una empresa y tenemos decidido comenzar la aventura, si hemos evaluado los puntos anteriores y podemos darle una respuesta, entonces todo será mucho más fácil y el éxito estará más cerca.

El que escribe, 

¿Te animas a compartirlo?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

4 comments

Responder a neus Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.